Historias

Mis historias. Mis aprendizajes.


Empecé a escribir historias, emociones y sentimientos, los que quería soltar porque me perturbaban y se manifestaban como espinas, a pesar del tiempo transcurrido. También anécdotas, pensamientos y cualquier cosa de la que me apetecía hablar.

Expresarme tuvo un efecto liberador. Sumergirme en mis emociones, me llevó, sin apenas darme cuenta, a conocerme y a una constante búsqueda de mayor crecimiento interior. Ha supuesto un cambio increíble en mi vida en muy poco tiempo. Tanto, que me he dejado historias por el camino de las que ya no necesito desprenderme.


Ahora, una vez mi mente quedó en paz y tranquila, algo increíble para mi noria mental durante tantísimos años, puedo enfocarme mucho mejor en mis objetivos actuales.


Hay un par de historias protegidas por motivos personales. Si quieres leerlos, pídeme la clave aquí.


Últimamente no publico tanto aquí. Lo hago en instagram @maria.milemociones