ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Cómo gestionar tus emociones y liberar tu mente.

DESTACADO AHORA

Taller gratuito de gestión emocional para colectivos sensibles por la pandemia

¡Apúntate ahora!

Si eres un colectivo directamente implicado

(médicos, enfermeros, cuidadores, bomberos, policías..)

Aprenderás cómo gestionar tus emociones y liberar tu mente fácilmente

Te invito a escuchar una de mis canciones favoritas.

Mil Emociones

Cómo gestionar tus emociones y liberar tu mente fácilmente.







Cómo gestionar tus emociones y liberar tu mente

Mis emociones han regido mi vida, son potentes, no les va las medias tintas, y, como a mi, les encanta jugar.

Unas me empujan hasta subir a las nubes, otras me susurran insistentemente "corre, vive" y, ahora puedo decir, que ya no hay ninguna que me quite el sueño.

Después de unos meses, mis emociones y yo nos hemos hecho amigas por fin. Empecé aprendiendo a vivirlas y a "conocerme". Y el comienzo de ese vuelo, ha sido expresarlas.

Ha sido un revulsivo al amasijo de emociones que me acompañaban frecuentemente, y que a través de esta web pude canalizar, eso sí, sin perder ni una sola de ellas porque son mi esencia. Pero ahora ya no controlan mis pensamientos.

Un día me planté, y decidí que estaba harta de mi misma. Y ahí empezó el cambio. Me liberé de taritas, de mis espinas emocionales, me lo cuestioné todo y me encontré.

Ahora, en esta nueva etapa, me siento tan liberada y tan feliz, que siento el deseo irreprimible de contártelo. De orientarte para recorrer ese camino, que sólo tu elegirás.

Me gustaría ayudarte a gestionar tus emociones y liberar tu mente, verás lo sencillo que resulta y lo bien que te sientes. Podrás enfocarte en lo que de verdad importa.

cómo aprendo a controlar mis sentimientos.

En esta página, podrás leer mis historias, conocer a las personas que me han inspiradopasear por las imágenes que me provocan emociones, y quizá quieras conocer a Mi yo anterior, antes de ser una tarada mental rehabilitada.

En mi  Sección Ogro, te cuento lo que hice en mi casa, mi primer paso aún inconsciente para empezar a liberarme mentalmente y algunas decisiones que me han aportado tranquilidad emocional o ideas que me han hecho la vida más fácil.

Y, ahora, nueva sección Pasión erótica, que confío en que te guste.


pero lo más importante ahora, eres tú.

Entra ahora en mi sección EXPRÉSA-TE

donde te ayudaré a gestionar tus emociones y liberar tu mente.

¡Apúntate a jugar en los talleres!

'Piensa en tus emociones, exprésalas, cuestiónatelas y, con algunos truquitos, pensarás diferente.'

Es increíble experimentar lo que tantas veces he leído, frases hermosas, inspiradores, que entonces no podía asimilar, estaba ocupada con mis espinas y me creía mis pensamientos, los que no me permitía avanzar.


Hasta que un día te plantas (o tocas mucho fondo) y te dices a ti mismo: 'hasta aquí, ya no me aguanto más'.


Y en ese mismo instante, todo empieza a cambiar.

Después, todo cobra sentido.

Mil emociones


CÓMO GESTIONAR TUS EMOCIONES Y LIBERAR TU MENTE:

TUS PENSAMIENTOS TIENEN LA CULPA

El hecho es que tienes decenas de miles de pensamientos cada día. De todos ellos la mayor parte de las veces te centras en los negativos. En realidad, te enfocas en los que tú percibes como tal: el tráfico que me hace perder tiempo, lo que me ha dicho un compañero, lo que me ha pasado, lo mal que me siento porque....

Quizá no recuerdas la última vez que comentaste a tu compañero de trabajo o pareja: 'oye, he ido a la tienda y la cajera ha sido agradable', porque das por hecho que lo bueno debe serlo y lo negativo no, así que sólo nos centramos en lo que queremos que sea de otro modo, en lo que deseamos cambiar.

Lo sé por experiencia.

Pero la vida no funciona como nosotros queremos. Sin embargo, nosotros podemos desaprender y vivir en la realidad, y en el hoy.

Y no es tan difícil como pueda parecer, de hecho, es sorprendentemente fácil hay que empezar aprendiendo a gestionar tus emociones, liberarte de tus espinas para liberar tu mente de cosas que te distraen y te hacen sentir mal,  encontrar algo que te haga clic en la cabeza, y en eso es en lo que te voy a ayudar. Voy a enseñarte a olvidar algunos conceptos asumidos, cambiando su perspectiva, y a aprender conceptos fundamentales que te acompañen en el proceso de controlar tus emociones y pensamientos para siempre.

¡Y todo esto, sin que me cuentes nada, si no quieres! ¿Qué te parece?

No puedes decirme que no quieres intentarlo, siquiera, ¿verdad?



CÓMO LLEGAMOS A CREERNOS LOS PENSAMIENTOS QUE NOS PRODUCEN EMOCIONES NEGATIVAS.

Párate a pensar un momento. Nacemos con la mente limpia. Entonces nuestros padres y otros educadores, comienzan a llenarla con lo que debemos hacer, cómo comportarnos, cómo relacionarnos. Y es necesario, por supuesto, debemos aprender a sobrevivir.

Luego llegan los amigos, las relaciones, y seguimos llenando el tarro de más ideas, que muchas veces no son las nuestras. Son mentalidades de otros que nosotros asumimos como ciertas, y nos las tragamos. ¿Quién no ha aprendido de sus amigos, padres u otras personas que admiraba algún comportamiento? pues nadie, todos lo hemos hecho. Es lo natural.

Pero cuando llegaban las desilusiones, los fracasos (que tu creías que lo eran), y otras decepciones, ¿Tú como te enfrentaste a ellos? Yo te lo digo: como pudiste.

Y... ¿cómo y cuánto valoras lo positivo de todo lo que te pasa? pues igual.

Sí, ya sé que me dirás que sí lo valores y te creo, pero te aseguro que si no has pasado el proceso que te voy a contar, lo que tu crees será, en el mejor de los casos, una película en color desvaído. Habitualmente no 'vivimos' el día a día. Vivimos en el pasado y en el futuro, pero muy poco en el presente.

Tus padres te han enseñado un montón de cosas, de la mejor manera que han sabido. ¿Pero, te han enseñado gestión emocional? seguro que no. Y es que a ellos tampoco les han enseñado. Y su experiencia, en muchos casos, no siempre es un grado en este lugar de las emociones.

Por norma general, nadie te ha enseñado la manera correcta de gestionar tus emociones y sentimientos. Porque tampoco te han enseñado a controlar tus pensamientos.

No te han explicado a ver y sentir la vida de otro modo. Y, si lo han hecho, la mayor parte de nosotros no hemos sabido comprenderlo.

Así que creces y forjas tu personalidad como puedes, resultado de tu ser, con el que naciste y todo lo que lo que has interiorizado, como percibes que lo has interiorizado, hasta que crees que es tu verdad. Y como ellos son tu verdad, tu eres como tus pensamientos te dicen y actúas también como ellos te dicen, limitándote.

Y llega el día de hoy y no te sientes tan feliz. Arrastras algún tipo de espina, alguna carencia, malestares, y cargas y sigues cargando esa mochila emocional.

Además, la vida cotidiana te presiona con su velocidad, sus exigencias, y tus pensamientos te bombardean entre lo que debes, lo que tienes que hacer, lo que te gustaría, lo que querrías...  y lo sobrellevas como puedes. Unos mejor y otros peor.

Pues yo he pasado por todo eso. Ahora puedo decir, que soy una tarada mental rehabilitada, liberada. Y no porque sea distinta a ti. Sólo porque yo ya he abierto los ojos, ya he aprendido y sigo haciéndolo.


La indagación es más que una técnica: nos revela, desde lo más profundo de nuestro interior, un aspecto innato de nuestro ser. Tras practicarla durante un tiempo, adopta su propia vida en nuestro interior.


Siempre que los pensamientos aparecen, ella los acompaña y equilibra. Esta asociación interna aporta una libertad que nos permite vivir como oyentes amables, flexibles, valientes y divertidos, como estudiantes de nosotros mismos y como amigos de quienes se puede estar segura que no van a resentirse, criticar ni enfadarse.


A la larga, esta comprensión se experimenta automáticamente y constituye una forma de vida. De un modo natural, inevitable e irreversible, la paz y la dicha se abren camino hasta alcanzar cada rincón de nuestra mente, cada relación y cada experiencia.


El proceso resulta ser tan sutil que tal vez ni siquiera tengas la menor consciencia de él. Quizá únicamente sepas que antes sufrías y ahora ya no.

BYRON KATIE

"AMAR LO QUE ES"